Zanpazu Bizirik Elkarlana-(e)k argitaratua | Maiatza 27, 2009

Izate exige una Declaración de Impacto Ambiental Negativa para el proyecto de central eólica en Zanpazu, Amurrio.

NOTA DE PRENSA, 27-MAYO-2009, Vitoria-Gasteiz.

Izate exige una Declaración de Impacto Ambiental Negativa para el proyecto de central eólica en Zanpazu, Amurrio.

El proyecto eólico en Zanpazu dañará gravemente la biodiverdidad alavesa, ya que afecta especialmente a 2 especies muy amenazadas: la rana ágil y el milano real.

La pasada semana la Asociación Medioambiental Izate presentó un amplio escrito de alegaciones ante la Oficina Territorial en Alava del Departamento de Industria del Gobierno vasco en el que se solicitaba que se formule una Declaración de Impacto Ambiental con carácter negativo para el proyecto de “Parque Eólico de Zanpazu”, en los términos municipales de Amurrio, Urkabustaiz y Aiala (Álava), promovido por Gamesa Energía, S.A.

El movimiento conservacionista siempre ha buscado el desarrollo de sistemas de producción compatibles con la preservación de los valores medioambientales. En este sentido, la reciente avalancha de proyectos de centrales de generación de energía electroeólica, ha sido una de las mayores y más inesperadas agresiones a uno de nuestros ecosistemas mejor conservados: las montañas. Una tras otra las cumbres de las sierras van transformando su vocación forestal o ganadera en una industria de grandes dimensiones y fuertes impactos asociados, cada vez más sinérgicos. Los grupos conservacionistas, a través de múltiples escritos de alegaciones, denuncias públicas y llamamientos en la prensa hemos manifestado nuestra postura crítica no hacia las bondades ambientales de la energía eólica, sino hacia el nefasto modo en que se está implantando en el estado español. En todos estos documentos siempre hemos manifestado nuestro decidido apoyo a la implantación racional de la energía eólica, citando recurrentemente como ejemplos aceptables la selección de emplazamientos en terrenos industriales, próximos a la costa o próximos a las zonas de mayor demanda. Sistemáticamente estas apreciaciones han sido desoídas por las administraciones competentes.

La preocupación por lo insólito del daño que el desarrollo desbocado de la energía eólica está produciendo en los ecosistemas de montaña del Estado Español ha trascendido a nivel internacional, y en 2008 el congreso de la UICN (Unión Internacional de conservación de la Naturaleza) aprobaba una moción con el apoyo de más del 95% de los estados y ONGs miembros denominada: “CGR4.MOT103 Environmental impact of wind-based power production in Spanish and Portuguese mountain areas” (http://cmsdata.iucn.org/downloads/energy_motions.pdf), en la que se recoge la recomendación de evitar la energía eólica fuera de las áreas de montaña y de la red Natura 2000, así como la creación de zonas de exclusión periféricas a los espacios protegidos.

En el caso de la CAPV, el desarrollo de la energía eólica viene ordenado por un Plan Territorial Sectorial (PTS), que marca los emplazamientos seleccionados para la ubicación de centrales eólicas, pero no define zonas de exclusión (es el único de todo el Estado Español que no lo hace), al tiempo que abre la posibilidad de construcción de “mini” centrales de hasta 10 MW de potencia instalada, como es el caso de la propuesta para Zanpazu. Lamentablemente la no regulación de los emplazamientos de las mini-centrales hace que nos hallemos ante el posible surgimiento de un “chabolismo eólico”. Por otro lado la vigencia del PTS ha quedado totalmente desfasada. Haciéndose eco de esta situación tanto el Parlamento Vasco como las Juntas Generales de Álava instaron al Gobierno Vasco a realizar una revisión del PTS eólico y la regulación de la ubicación de los “mini-parques” teniendo en cuenta las nuevas figuras de protección emanadas de las directivas europeas. Además se instaba a la paralización de cualquier autorización respecto a las centrales eólicas en tramitación, en tanto en cuanto no se realizara dicha revisión. Hasta la fecha dicha revisión no ha sido sometida a información pública ni aprobada oficialmente, alegando por parte de la Comisión para la Revisión del PTS Eólico, la imposibilidad física de cumplir el plazo de seis meses marcado para su realización. En este mismo acuerdo, se decide al menos someter a “una evaluación ambiental las ubicaciones previstas en el vigente PTS” que deberá ser “completado y sometido a informe del órgano ambiental del Gobierno Vasco en el plazo máximo de seis meses”. Este informe tampoco se ha presentado. Por otro lado las Juntas Generales de Álava han pedido a la Diputación la elaboración de un Estudio Integral de Desarrollo de Energías Renovables en el Territorio Histórico. Documento que se encuentra en la fase final de su realización, y que aunque no es vinculante, debería al menos ser tenido en consideración antes de tramitar nuevas instalaciones eólicas en Álava.

Dentro del contexto anteriormente expuesto que, a priori, desaconsejaría la tramitación de nuevas industrias eólicas en tanto en cuanto no se resolviesen las dudas planteadas, la politica planteada es la meridianamente opuesta. En este sentido ahora se plantea la construcción de una central eólica en Zanpazu, paraje situado a escasa distancia del Parque Natural de Gorbeia (500 m), de la ZEPA ES00002244 Sierra Salvada (4 Km), del monumento Natural Monte Santiago (6 Km), LIC Robledales Isla de Urkabustaiz (2 km) y del LIC ES2110004 Arkamo-Gibijo-Arrastaria (menos de 1 km). Además la central, con sus molinos de más de 100 metros de altura, también será visible desde uno de los puntos más bellos y fotografiados de Álava, la cascada de Gujuli, situada a 3600 m de distancia. Por otro lado este paraje alberga en sus proximidades las poblaciones más relevantes de dos especies altamente amenazadas en la CAPV y en todo el continente europeo, la rana ágil (Rana dalmatina) (el 40% de la población alavesa está a menos de 1 km de la central eólica, y el vial principal de la central está trazado justo en la orilla de la charca principal) y el milano real (Milvus milvus) (a 4 Km de la central se localiza el mayor dormidero de la CAPV con 120-150 individuos, lo que supone la mitad de la población invernante de esta especie en dicha comunidad).

El hecho de que se pretenda ubicar una central industrial de este tipo en un área con un alto grado de conservación y de gran valor ecológico resulta contrario a todo intento de planificación territorial sostenible. Una vez más, las propuestas del Gobierno Vasco en cuanto a desarrollo ambientalmente integrado se transforman en un simple escaparate de cara a la opinión pública, carentes de la más mínima capacidad de influencia sobre las políticas cortoplacistas que realmente dirigen el país. En este sentido, la instalación de una central eólica en una de las zonas de mayor importancia ecológica de Euskadi no es más que un nuevo ejemplo de lo anteriormente expuesto.

Les resumimos los diferentes puntos argumentados en el contenido de las alegaciones. En el adjunto envíamos pueden leer es escrito completo de alegaciones, si desean ampliar información, gustosamente les responderemos a través del e-mail: izate@izate.org.

1º. – SOBRE LA BAJA CALIDAD DEL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL Y SU IMPOSIBILIDAD DE EVALUAR POSIBLES IMPACTOS El EIA presentado es excepcionalmente deficiente. Las lagunas de información que presenta denotan el escaso esfuerzo invertido en este EIA, una Declaración positiva en estas circunstancias supondría un precedente vergonzante para la política ambiental del Gobierno Vasco y la conculcación del espíritu del proceso de Evaluación de Impacto Ambiental.

2º- SOBRE LA AUSENCIA DE UN ANÁLISIS DE ALTERNATVAS

3º. – EFECTOS SINÉRGICOS CON OTRAS CENTRALES EÓLICAS. Creemos que es un fraude al contenido moral de los Estudios de Impacto Ambiental, el que en estas centrales eólicas se estudien sus impactos por separado sin incluir los efectos sinérgicos que conllevan unas centrales sobre otras, especialmente en lo referente a sus impactos paisajísticos y sobre la fauna alada. En este caso este proyecto coincide con los cercanos de Arkamo y Jesuri.

4º. – IMPACTO PAISAJÍSTICO

5º. – IMPACTO SOBRE LA AVIFAUNA Como se ha citado anteriormente, la presencia en la proximidad de la central (3 Kms) del mayor dormidero y concentración de milano real (Milvus milvus) de toda la CAPV, debería resultar argumento suficiente para rechazar la construcción de infraestructuras de este tipo en el entorno geográfico del dormidero por el enorme riesgo de colisión que entrañan. Volviendo al EIA presentado, nos parece inconcebible que en un proyecto industrial de esta índole no se haya realizado un estudio avifaunístico en condiciones, es decir, al menos un estudio de un ciclo anual completo. No es de recibo el apartado que el EIA presenta hacia la avifauna. Se trata de un mero y simple listado de fauna potencial que más parece un libro de texto de primaria que un EIA. En consecuencia, se entiende que la central eólica planteada tendrá una crítica e irreversible consecuencia en el mantenimiento de las aves planeadoras de la zona que presentan aquí una elevadísima densidad. Además, entendemos que este EIA ha pervertido el buen fin que este tipo de trabajos debiera perseguir. Por tanto, creemos que todos estos motivos son suficientes para resolver de forma negativa la Declaración de Impacto Ambiental.

6º. – IMPACTO SOBRE LA HERPETOFAUNA. Masas de agua y poblaciones de anfibios catalogados. Existen una serie de charcas afectadas por la central eólica en las que se encuentra el 40% de la población de la CAPV de una especie gravemente amenazada, la rana ágil. Este aspecto resulta muy relevante en cuanto a los valores naturalísticos del área afectada por el parque eólico, pero NI SIQUIERA SE MENCIONAN EN EL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL, lo cual da muestra de su escasa calidad. El estudio de impacto ambiental no ha tenido en cuenta la gran importancia para la comunidad de anfibios del complejo lagunar de Zanpazu, sobresaliente para las poblaciones de Rana dalmatina y estratégicas a escala ibérica para esta especie catalogada como “Vulnerable” en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. Asimismo las charcas albergan una población de Mesotriton alpestris (tritón alpino) de elevado interés para la conservación.

7º. – IMPACTO SOBRE EL RESTO DE LA FAUNA, especialmente murciélagos.

8º. – APERTURA DE NUEVAS PISTAS

9º. – IMPACTO SOBRE AREAS DE ALTO VALOR NATURAL CERCANAS.

10º- IMPACTO SOBRE LA SALUD HUMANA 11º.- IMPACTO SOBRE LOS RECURSOS CULTURALES. No se ha realizado un estudio previo de afección a los recursos culturales, especialmente arqueológicos, existentes.

12º. – RENDIMIENTO ENERGÉTICO Analizando los datos de la Estrategia Energética de Euskadi 2010, el 0,027% de la energía que se consuma en Euskadi procederá de la central eólica de Zanpazu. No es ambientalmente sostenible destruir un hábitat tan preciado y de elevado valor ambiental y paisajístico para generar esa pequeña cantidad de energía.

13º. – AUSENCIA DEL DOCUMENTO DE SÍNTESIS

14º. – IRREGULARIDADES EN LA TRAMITACIÓN DEL EXPEDIENTE. Asociación Medioambiental Izate Ingurugiroaren Taldea Tfno: 600.817.653 e-mail: izate@izate.org http://www.izate.org


Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

Atalak

%d bloggers like this: