Zanpazu Bizirik Elkarlana-(e)k argitaratua | Ekaina 11, 2009

La oposición de los territorios tira a la basura el plan eólico

FUENTE: EL PAÍS. EDICIÓN IMPRESA.

ALBERTO URIONA – Bilbao – 11/06/2009

Desde 2002 sólo se han desarrollado 3 de los 11 parques

El Gobierno asume ya un cambio profundo en el plan de energía eólica. El
rechazo de las tres diputaciones a los seis parques que están adjudicados
imposibilita el desarrollo de un proyecto aprobado en 2002 pero que sólo ha
puesto en marcha tres grandes instalaciones, con una producción energética
cinco veces menor a lo marcado para 2010. El replanteamiento vino
confirmado ayer por el PSE, el partido que gobierna en Euskadi, que
anunció la presentación en el Parlamento de una propuesta para
paralizar la construcción de más instalaciones, incluidos los 13
miniparques previstos (los que tienen una potencia inferior a 10 MW).

El PSE propone paralizar el plan y el PNV, reacio hasta ahora, se suma


Industria dice que aplicará el acuerdo que se adopte en el
Parlamento

Los socialistas quieren lograr un consenso entre todas las instituciones y evitar
que haya aerogeneradores junto a zonas protegidas. Su portavoz Óscar
Rodríguez abogó por un pacto parlamentario a favor de las energías renovables
al que se incorporen las diputaciones y los ayuntamientos.
El Departamento de Industria aseguró ayer, tras conocerse la propuesta del
PSE, que asumirá el acuerdo final del Parlamento y se marcó como “objetivo
prioritario” alcanzar un consenso institucional en el que participen “las
diputaciones, Eudel y las tres capitales”, indicó un portavoz de la consejería.
Industria matizó que el actual plan sigue en vigor y que, “de momento, no se
paraliza nada”.

Horas después de difundirse la propuesta socialista, el PNV anunció que
también pedirá la paralización de los trámites de los proyectos eólicos hasta que
no debata la evaluación conjunta de impacto ambiental de todos ellos.
Esta postura supone un giro radical en sus planteamientos, ya que hace un año
la consejería de Industria sostenía que los emplazamientos del plan “están bien
pensados” y lo argumentaba en que hubo un proceso previo de cinco años para
analizar las afecciones medioambientales.
El entonces director de Energía, Txaber Lezamiz, afirmó que la contestación se
circunscribía al parque de Ordunte y que en Navarra, donde la energía eólica
supone más de la mitad de su consumo eléctrico, ocurría algo similar. “Al
principio no la quería ningún alcalde y ahora hacen cola. Aquí, a largo plazo,
salvo por cuestiones políticas y medioambientales, será aceptada”, aseveraba.
El Ejecutivo ha adjudicados seis parques eólicos: Ganegokorta en Vizcaya
(después de rechazar el previsto inicialmente en Kolometa); Mandoegi y
Gazume en Guipúzcoa, y los alaveses de Arkamo, Montes de Iturreta y Cruz de
Alda-Arlaba. Los de Ganegokorta y Mandoegi corresponden a la primera fase
del plan, que permitió la apertura de las instalaciones de Elgea y Badaia, en
Álava, y Oiz en Vizcaya. En esa fase se desestimó el de Ordunte, tras la
declaración de impacto negativa de la consejería de Medio Ambiente, que fue la
primera decisión contraria por motivos medioambientales a un proyecto
industrial que estaba a punto de iniciarse.
Este rechazo marcó un antes y un después en la energía eólica en Euskadi,
porque desde entonces se desató una creciente oposición a los parques desde las
propias instituciones territoriales. La presión obligó al Departamento de
Industria a paralizar el pasado año el plan eólico y revisarlo en profundidad,
tras un acuerdo del Parlamento adoptado el 14 de marzo de 2008.
Pero ese proceso de revisión apenas supuso cambios, porque un procedimiento
reglado requiere mucho más tiempo. De hecho el plan eólico aprobado en 2002
empezó a debatirse cinco años antes. De aquel proceso de revisión existe un
grupo de trabajo formado por representantes del Gobierno y las diputaciones y
está pendiente la elaboración de un informe, tras las alegaciones recibidas,
según informaron fuentes del Ejecutivo.

Sin embargo, el anterior equipo de Industria, en manos del PNV, impulsó dos
miniparques eólicos en Vizcaya (en Bakio y Orozko) en el periodo del cambio de
gobierno, lo que incluso motivó el rechazo frontal de ayuntamientos
peneuvistas.
En el último mes, las Juntas Generales de Guipúzcoa y Vizcaya han rechazado
los proyectos de nuevos parques y han exigido la revisión del plan. Álava, cuya
diputación fue la primera que mostró reticencias a estas infraestructuras y
retrasó la puesta en marcha del de Badaia, va a presentar un estudio a Industria
para que prohíba instalarlos en zonas protegidas. La revisión de todo el plan
impedirá cumplir el objetivo de que en 2010 la energía eólica suponga el 1,7%
del total de la generada en Euskadi. El objetivo era alcanzar el próximo año una
potencia total de 624 megawatios con estos aerogeneradores, pero ahora sólo se
suman 153 MW. Los tres previstos en Álava en la segunda fase (Arkamo, Montes
de Iturreta y Cruz de Alda-Arlaba) totalizan 150 megawatios.

__________________________________________________________________________

EL CORREO DE ÁLAVA. 10/06/2009

ENERGÍAS RENOVABLES

Industria proyectó en Álava los tres demás impacto: Arkamo, Alda e Iturrieta
ADOLFO LORENTE
| VITORIA

// //

. Panorámica de uno de los principales parques eólicos que existen en Álava. /

El Parlamento vasco pedirá paralizar los parques eólicos

a.lorente@diario-elcorreo.com
Los polémicos parques eólicos previstos en Euskadi por el anterior Gobierno vasco liderado por Ibarretxe tienen los días contados. El PNV y el PSE anunciaron ayer que pedirán en el Parlamento la suspensión administrativa de todos los proyectos en curso en aras del consenso institucional y a raíz de la «preocupación» generada en diversos colectivos sociales. Salvo sorpresa mayúscula, la iniciativa saldrá adelante por amplia mayoría -PNV y PSE suman 55 de 75- ya que el PP (13) también ha manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo a los planes contemplados en el Plan Territorial Sectorial (PTS) de la Energía Eólica, impulsado por el Departamento vasco de Industria aunque aprobado por la unanimidad de la Cámara hace ya siete años.
La paralización, de consumarse, tendrá una gran repercusión en Álava, territorio que en teoría iba a sufrir una «agresión medioambiental» de mayores dimensiones. Existen tres grandes parques en proyecto (Arkamo, Cruz de Alda y Montes de Iturrieta) y seis miniparques (Canto Blanco, Zanpazu, Motxotegi, Campeador, Elciego y Baños de Ebro). Todos ellos ya fueron adjudicados por Industria a empresas energéticas a finales de abril del pasado año para que fueran trabajando en sus proyectos. La última palabra, sin embargo, la tiene la consejería de Medio Ambiente del Gobierno vasco. En Ordunte (Vizcaya), después de estar todo hecho, el órgano medioambiental no otorgó su plácet.
La propuesta ahora materializada por el partido que sustenta al Gobierno vasco está en consonancia con lo manifestado en las últimas semanas por instituciones como las Juntas Generales de Guipúzcoa, que se posicionaron en contra de todos los proyectos, o de la Diputación alavesa que, como adelantó ayer este periódico, presentará a Lakua un estudio contrario a levantar aerogeneradores en zonas protegidas por Red Natura 2000, ley que ampara a los tres grandes parques de Arkamo, Alda e Iturrieta.
Sorprende, sobre todo, la postura del PNV, partido que ha liderado la cartera de Industria en el momento de la aprobación del PTS y su posterior desarrollo. De hecho, con el último Gabinete Ibarretxe en funciones, Industria siguió tramitando los proyectos.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s

Atalak

%d bloggers like this: